Cultura

Bruno Gelber

Con un repertorio romántico el notable pianista interpretará en la primera parte la Sonata Nº 14 en Do sostenido menor, “Claro de Luna”, y la Sonata Nº 21 en Do mayor, “Waldstein”, de Ludwig van Beethoven; en tanto que en la segunda parte el maestro Gelber tocará Carnaval, de Robert Schumann; y Andante Spianato y Gran Polonesa Brillante, de Frèrèric Chopin.

Gelber vivió desde su primera infancia el ambiente musical familiar, siendo su padre violista en la Orquesta del Teatro Colón de Buenos Aires y su madre pianista, quien fue su primera profesora que lo llevó al Maestro Scaramuzza, con quien ella había estudiado. Su madre lo ayudó a realizarse como pianista y su padre lo estimuló como concertista llevándolo a todas las actividades del Teatro Colón. Comenzó a estudiar piano a los tres años y medio y debutó en público a los cinco años. Un severo ataque de polio lo mantuvo inmóvil durante un año, y estudiando casi acostado continuó su aprendizaje debajo de su piano de cola. A los diez años interpretó el Concierto para piano N 3 de Beethoven, bajo la dirección de su maestro Scaramuzza. A los catorce años tocó por primera vez en el Teatro Colón de Buenos Aires el Concierto para Piano y Orquesta de Grieg, dirigido por el Maestro Washington Castro y a los quince años el Concierto de Schumann bajo la dirección de Lorin Maazel, a lo que siguió un sinfín de presentaciones en el país y en Chile.

A los diecinueve años ganó una beca del gobierno francés y continuó sus estudios en París con la célebre pianista Marguerite Long, quien lo obligó a presentarse al Concurso que llevaba su nombre, en el cual recibió el Tercer Premio que lo hizo famoso de un día a otro en París y el resto de Francia.

En 1961, luego del Concurso debutó en París y Munich donde el crítico Joachim Kaiser tituló su crítica "casi un milagro". Residió en la capital francesa hasta finales de los años ochenta, cuando se trasladó a Mónaco. Bruno Gelber ha ofrecido más de cinco mil conciertos en los más importantes auditorios musicales de cincuenta y seis países. Fue dirigido por Ernest Ansermet, Charles Dutoit, Sergiu Celibidache, Rudolf Kempe, George Szell y otros destacados directores internacionales.