Golpe de Calor: ¿Cómo evitarlo?

 

 

En épocas de mucho calor, como es característico en nuestra provincia, es necesario tomar medidas para preservar la salud y evitar golpes de calor. Especialmente para los bebés, los niños pequeños, los mayores de 65 años y las personas con enfermedades crónicas.

 

Es importante seguir las siguientes recomendaciones:

 

- Mantenerse hidratado con agua confiable, aún si no sentís sed.

- Consumir frutas y verduras.

- Evitar el sol directo, especialmente entre las 11 y las 16 horas.

- Evitar el consumo de infusiones calientes, bebidas alcohólicas ni con mucha azúcar.

 

El agotamiento por calor es un estado previo al golpe de calor y hay que reconocerlo para prevenir una situación más grave:

 

- Sudoración excesiva

- En los bebés puede verse la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal (sudamina)

- Piel pálida y fresca

- Sensación de calor sofocante

- Sed intensa y sequedad en la boca

- Calambres musculares

- Agotamiento, cansancio o debilidad

- Dolores de estómago, inapetencia, náuseas o vómitos

- Dolores de cabeza

- Irritabilidad (llanto inconsolable en los más pequeños)

- Mareos o desmayo

 

Golpe de calor

 

- Temperatura del cuerpo 39° 40° o mayor (medida en la axila)

- Piel roja caliente y seca (se agota la transpiración)

- Respiración y frecuencia cardiaca acelerada

- Dolor palpitante de cabeza

- Alteración del estado mental y del comportamiento como: vértigos, mareos desorientación, delirios, confusión o pérdida de conocimiento

- Convulsiones

 

Todos debemos mantenernos alerta a los síntomas y consultar en el Hospital o CAPS más cercano.