EVITAR LA QUEMA, SALVA VIDAS.

La Secretaría de Estado de Comunicación Pública, a través de la Dirección de Planificación Comunicacional, elaboró una campaña de bien público con el objeto de concientizar sobre el impacto negativo que tiene la quema (de caña, banquinas, pastizales y hojas) sobre la salud respiratoria y en el riesgo que implica, además, en la seguridad vial.

La campaña, realizada en triangulación con los ministerios de Producción y de Salud Pública de la provincia, y enmarcado en las acciones del Comité Operativo de Emergencias COVID-19, busca reducir la quema en todas sus variables para evitar una potencial ocupación de camas y respiradores en hospitales, hoy alistados para atender a posibles pacientes con coronavirus.

Además del eje de Salud Pública antes mencionado, esta campaña de bien público también hace referencia a los accidentes viales ocasionados por la baja visibilidad provocada por la quema y, en una tercera línea, también da alternativas a la quema de hojas, práctica frecuente tanto en entornos urbanos como rurales.